Noticias y eventos

Actualidad

Empiezan las obras de la futura cochera de los nuevos buses TIB en Artà

La presidenta del Govern, Francina Armengol, y conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, acompañados por el alcalde de Artà, Manolo Galán, y el director general de Movilidad y Transporte Terrestre, Jaume Mateu, han puesto esta mañana la primera piedra de la futura cochera de la nueva flota de buses TIB en Artà.

Armengol ha destacado el nuevo modelo de transporte público, con el cual «seremos una isla puntera en el transporte público por carretera», y ha querido agradecer la implicación de la Conselleria de Movilidad y Vivienda, de los ayuntamientos, en especial del de Artà por su apuesta por la sostenibilidad, y de la ciudadanía que participó en el diseño de este nuevo sistema a través del proceso participativo abierto por el Govern.

La presidenta ha explicado que el nuevo modelo «incentivará el uso del transporte público», puesto que ofrecerá más conectividad y más frecuencias, es accesible, y el sistema tarifario y la tarjeta monedero permitirán premiar a los usuarios frecuentes con precios más económicos.

El conseller Pons ha avanzado que se están cumpliendo los nuevos calendarios establecidos después de la crisis de la COVID-19 y que a principios del 2021 ya podrá estar operativo todo el nuevo sistema. «Este es un proyecto largo, en que llevamos trabajando cinco años, y que ha supuesto grandes esfuerzos por la rigurosidad con que se ha trabajado», ha explicado Pons, y que permitirá tener un modelo de transporte «moderno, eficiente y con una calidad de servicio difícil de encontrar actualmente en Europa».

En el acto también han participado el consejero delegado de Sagalés, Ramon Sagalés, y la jefa de explotación de Sagalés-Caldentey, Francisca Caldentey, empresa que gestionará la nueva concesión del transporte público interurbano de la zona y promotora de la nueva cochera.

La obra, ubicada en el polígono industrial de Artà, incluye la construcción de una cochera con capacidad para alojar veintiséis autobuses y veintiún turismos para los trabajadores, un surtidor de carga rápida de gas natural comprimido y un túnel de lavado. Además, también se construirá un edificio que acogerá una oficina, un almacén, una sala de recaudación, taquillas para los conductores, salas de descanso y baños. La nueva cochera se acabará de construir a finales de año y supone un coste de 894.117,63 euros (IVA excluido).

La nueva infraestructura es una de las obras previstas en el contrato de la nueva concesión del servicio de transporte público de la zona Llevant-Migjorn que gestionará la empresa Sagalés-Caldentey. El servicio de esta zona se incrementará en un 39,5 % respeto del servicio actual.

Algunas de las mejoras serán, por ejemplo, dos líneas troncales que conectarán Llevant y Migjorn con Palma con buses de mayor capacidad y con una frecuencia de paso de un bus cada hora durante todo el año; tres intercambiadores principales ubicados en Manacor, Campos y Felanitx, que ofrecerán conexión horaria entre las dos líneas troncales y las líneas que recorrerán los diferentes núcleos de las zonas. Se mejorará también la conectividad con el aeropuerto con dos líneas, y la zona del Pla de Mallorca tendrá una mejor conexión con tres líneas directas a Palma, nuevas conexiones con el tren y con los dos hospitales de referencia de la zona. Además, durante el verano se incrementará la oferta en la zona de la costa.

Todo el servicio de la zona de Llevant-Migjorn se hará con setenta y cinco buses nuevos de gas natural comprimido, con cuatro buses híbridos/eléctricos que circularán entre Cala Bona y Porto Cristo y con dos minibuses diésel Euro VI.

 

Nuevas cocheras para la futura flota del TIB

La cochera que hoy se ha visitado es una de las seis nuevas instalaciones previstas para acoger la futura flota de autobuses que empezará a circular el próximo invierno. Recordamos que el TIB dispondrá de 223 buses totalmente renovados y más sostenibles.

Además de la cochera de Artà, la empresa Sagalés–Caldentey dispondrá de otra cochera en Felanitx que estará ya construida a principios de noviembre.

En Calvià, ya están en marcha las obras de la cochera del servicio de la zona de Ponent, que gestionará Moventis. La obra, ubicada en el polígono industrial de Son Bugadelles incluye la construcción de una cochera con capacidad para 42 vehículos y una estación de servicio para suministro de gas natural comprimido y gasoil, que estará abierta al público. También se construirá un edificio de servicios que acogerá una zona de recaudación y vestuarios de personal. El presupuesto de obra e instalaciones es de 672.121,86 euros (IVA excluido).

En la zona Nord, concesión que gestionará el Grupo Ruiz, ya están en marcha las obras de las cocheras de Inca y Alcúdia. La primera se ubica en el polígono industrial de Inca y contará, entre otros, con capacidad para alojar 15 autobuses, un taller y dos surtidores de carga rápida de gas natural. El valor estimado del proyecto es de 687.676,22 € euros (IVA excluido). Por otro lado, la cochera de Alcúdia, que se está edificando en el polígono de Can na Lloreta, tendrá capacidad para alojar 58 autobuses, un taller y dos surtidores de carga rápida de gas natural comprimido. Además, dispondrá de un sistema de captación solar fotovoltaica y puntos de carga para los buses 100 % eléctricos. El presupuesto del proyecto es de 914.474,16 euros (IVA excluido). Todas estas cocheras contarán con una gasera para realizar la carga de combustible de los nuevos buses de gas natural comprimido. Por otro lado, también está prevista una cochera nueva en Palma que estará ubicada en el polígono de Sa Tàpia.