Patrimonio | Itinerario turístico H005

Castell de Bellver

¿Qué es?

El castillo de Bellver está a una altitud de 112 metros y a una distancia de 3 kilómetros del centro de Palma. En sus alrededores predomina una zona boscosa desde donde se pueden apreciar unas vistas espectaculares del puerto, la bahía de Palma y la sierra de Tramuntana. El nombre del castillo proviene del catalán antiguo bell veer, que significa ‘bella vista'. En el año 1300, el rey Jaime II ordenó su construcción, que duró nueve años. El estilo es gótico mallorquín, y es uno de los pocos castillos de Europa que tienen planta circular. En su interior también se ubica el Museo de Historia de la Ciudad de Palma.

Visita

Horario de visita:

DE ABRIL A SEPTIEMBRE

- Lunes: cerrado

- De martes a sábado: de 10 a 19 h

- Domingos y festivos: de 10 a 15 h

DE OCTUBRE A MARZO

- Lunes: cerrado

- De martes a sábado: de 10 a 18 h

- Domingos y festivos: de 10 a 15 h

Observaciones

*Cerrado: 25 de diciembre, 1 de enero, 1 de mayo y Domingo de Pascua.

*Los horarios se pueden modificar con motivo de actos protocolarios o espectáculos que organice el Ayuntamiento de Palma.

*De octubre a marzo, el acceso en vehículo al parque de Bellver se cierra a las 18.30 horas y el parque se cierra totalmente a las 21 horas.

Precio de la entrada:

1. General: 4 €

 2. Reducida: 2 €

 - Pensionistas, jubilados, jóvenes entre 14 y 18 años, carnet joven o similar, institución pública

- Grupos culturales organizados/homologados (3)

3. Residentes en Palma: 2,50 €

4. Agencias de viajes: 2.50 € (1)

5. Entrada gratuita:

- Domingos

- Menores de 14 años (3)

- Centros escolares (2)

- Grupos de alumnos acompañados por un preceptor (3)

- Grupos organizados por asociaciones legalmente constituidas de tercera edad y/o discapacitados (3, 4)

- Personal docente acreditado y miembros del ICOM (3)

(1) Las entradas para agencias de viajes se pueden adquirir directamente en la taquilla del Centro de Recepción de Visitantes situado en la zona del aparcamiento del castillo. Tel. 971 225 900, ext. 3935.

(2) Los centros escolares o grupos de alumnos con un preceptor tienen que entregar un formulario del grupo en el Centro de Recepción de Visitantes para tener las entradas gratuitas.

(3) No se aplica ningún descuento ni gratuidad si no se presenta la documentación acreditativa correspondiente.

(4) Se considera grupo a partir de 5 personas.

Ubicación y contacto:

C/ Camilo José Cela, s/n. 07014 Palma

Teléfono: +34 971 735 065

Página web: castelldebellver.palma.cat

Correo electrónico: castelldebellver@palma.es

Disponibilidad del transporte público

 Enero  Febrero  Marzo  Abril  Mayo  Junio  Julio  Agosto  Setiembre  Octubre  Noviembre  Diciembre
Lunes a viernes
Sábado
Domingo

Transporte público

Descripción detallada

Para disfrutar del castillo de Bellver, se recomienda ir hasta el pie de la montaña en transporte público y después subir caminando por el pinar que lo rodea. Para llegar al punto de inicio de la subida, se tienen diferentes opciones:

  • Si se sale de Calvià o Andratx: Se coge cualquiera de las líneas 102, 104, 106, 107 o 111 y se baja en la parada de la avenida Gabriel Roca, 30; después se tiene que cruzar y caminar unos 100 metros deshaciendo el camino por donde se ha venido, en el sentido de la salida de Palma. A mano derecha hay que subir unas escaleras que conducen hasta la plaza Gomila. Bajando la calle de Joan Miró, hacia el centro de Palma, se tiene que ir a mano izquierda y subir la pendiente de la calle Bellver. Después de unos 15 minutos se llega al castillo de Bellver.
  • Si se parte de fuera de Palma o de Calvià o Andratx: Se tiene que coger cualquier línea de transporte público interurbano con destino a Palma. Al llegar a la Estación Intermodal de Palma, hay que salir a la plaza Espanya y coger la línea 3 de la EMT de Palma en sentido Les Illetes (no hace falta cruzar las avenidas) y bajar en la parada de la plaza Gomila. Hay que retroceder 40 metros la calle de Joan Miró hacia abajo, y a la izquierda empieza en fuerte pendiente la calle Bellver, que se tiene que subir. Después de unos 15 minutos se llega al castillo de Bellver.

¿Qué ver y hacer?

A lo largo de su historia, el castillo de Bellver ha tenido varios usos. Al principio, era la residencia del rey Jaime II. Después, en 1717, se convirtió en prisión militar. Destaca el encarcelamiento en el castillo entre 1802 y 1808 del ministro de Hacienda y Justicia Gaspar Melchor de Jovellanos, durante el reinado de Carlos IV. También sirvió de prisión para numerosos soldados y oficiales franceses que fueron vencidos en la batalla de Bailén. Posteriormente, ya en 1821, el castillo se destinó temporalmente a fábrica de moneda.

La planta es circular, y tiene tres torres semicirculares adosadas y otra separada siete metros del cuerpo del castillo, la torre del homenaje. En su interior hay un patio central con dos niveles: planta baja con arcos de medio punto y techos planos, y planta superior con arcos apuntados y cubierta con vuelta de crucería.

En 1931, el castillo y el bosque fueron cedidos al Ayuntamiento de Palma, momento en el que el edificio se convirtió en el Museo de Historia de la Ciudad y acogió la colección Despuig de escultura clásica. Además, en el recinto se organizan una gran variedad de actividades de carácter cultural y lúdico.

En la planta baja del edificio está el patio de armas y el Museo de Historia. El museo permite hacer un recorrido por la historia de Palma y su evolución urbana desde la edad del bronce hasta la actualidad. En la planta noble está la capilla de Sant Marc, la Sala Jovellanos, el salón del trono, la cocina y la colección Despuig de escultura clásica. Finalmente, la terraza ofrece unas vistas panorámicas de la ciudad de Palma y de la bahía.

Desde esta ubicación estratégica, se ve cómo Palma se encuentra en un enclave idóneo que permite suavizar los inviernos y los veranos, es fácil de defender militarmente y está bien ubicada para llevar a cabo actividades comerciales y agrícolas.

* Algunos navegadores no imprimen las imágenes de fondo. Active esta opción en su navegador para conseguir una impresión óptima.