Patrimonio | Itinerario turístico H302

Yacimientos de Son Real, Santa Margalida

¿Qué es?

La propuesta es visitar la necrópolis de Son Real haciendo una excursión que sigue la línea de la costa entre Can Picafort i Son Real. El yacimiento es un cementerio de grandes dimensiones con tumbas redondas (en torno a 3 metros de diámetro) y otras con formas de pequeño talayote cuadrado o rectangular o macronavetas. En muchas de estas tumbas se observan agujeros rectangulares en la pared, los cuales a día de hoy todavía no se sabe qué finalidad tenían.

La necrópolis se ubica en la finca pública de Son Real, que fue adquirida por el Gobierno de las Islas Baleares en el año 2002 con el objetivo de preservar sus valores naturales y etnológicos, muy especialmente los yacimientos arqueológicos.

Visita

NECRÓPOLIS DE SON REAL

Horario de visita:

Todo el año.

Precio:

Acceso libre y gratuito.

 

FINCA PÚBLICA DE SON REAL

Horario de visita:

Todo el año. Horario de apertura: de 10 a 17 h.

Ubicación y contacto:

Finca pública de Son Real. Carretera de Alcúdia-Artà, km 17,7. Santa Margalida

Teléfono:+34 971 185 363

Web: www.balearsnatura.com/

E-mail: sonreal@balears-sostenible.com 

Disponibilidad del transporte público

 Enero  Febrero  Marzo  Abril  Mayo  Junio  Julio  Agosto  Setiembre  Octubre  Noviembre  Diciembre
Lunes a viernes
Sábado
Domingo

Transporte público

Descripción detallada

El acceso natural a la necrópolis es por la playa de Son Bauló, que conecta Can Picafort con el yacimiento. La parada de autobús del Hotel Janeiro puede ser el punto de partida desde donde acceder a la playa de Son Bauló, un gran arenal de grano fino, flanqueado por acantilados de altura media y donde hay la desembocadura del torrente que da nombre a la playa. Hay que atravesar la playa hasta el otro extremo y tomar un sendero paralelo a la costa. La distancia aproximada entre la parada y la necrópolis es de 1.500 metros.

Desde la década de los años sesenta se han llevado a cabo excavaciones arqueológicas con el fin de obtener más información sobre la necrópolis, aunque los resultados han sido escasos. En efecto, se cree que el lugar ya fue expoliado durante la época talayótica.

Según los expertos, la necrópolis podría haberse destinado a las clases dominantes, ya que los esqueletos que se encontraron presentaban pocas señales de haber hecho trabajos duros. La construcción se podría basar en el deseo de esta clase dominante de emular los monumentos de prestigio que se edificaban en vida, como talayotes circulares o cuadrados y santuarios.

Sus orígenes se fechan en el siglo vii aC, periodo en el que la cultura talayótica ya estaba en funcionamiento y el uso del hierro estaba en plena difusión. Aunque en un principio fue un cementerio para clases dominantes, evolucionó en el tiempo y se continuó utilizando durante la época romana. Este hecho queda patente en los cambios de rituales que se observan en los entierros.

De forma complementaria a la visita del yacimiento, la finca de Son Real ofrece diferentes itinerarios que se pueden recorrer o bien a pie o bien en bicicleta, las cuales se pueden alquilar en la oficina de recepción. La finca goza de un enorme atractivo patrimonial, extensas áreas agrícolas (de producción ecológica) y vegetación autóctona.

Su franja litoral configura un ecosistema muy importante, con una extensa playa, sistema de dunas, torrentes, zonas húmedas, animales autóctonos y vegetación halófila. Todo esto, junto con los yacimientos arqueológicos mencionados, hacen de Son Real un espacio de gran interés e idóneo para disfrutar de los aspectos naturales y culturales típicos de Mallorca.

Además, desde los yacimientos arqueológicos se puede divisar el islote de Els Porros, a un kilómetro de distancia en sentido sudeste, donde también hay restos arqueológicos de otra necrópolis de importantes dimensiones.

* Algunos navegadores no imprimen las imágenes de fondo. Active esta opción en su navegador para conseguir una impresión óptima.