Senderismo | Itinerario turístico N103

Ruta de la piedra en seco: Es Capdellà - Estellencs

¿Qué es?

Esta ruta atraviesa las fincas públicas de Galatzó, la Coma d'en Vidal y Son Fortuny, y enlaza el pueblo de Es Capdellà (Calvià) con Estellencs.

A lo largo del recorrido la sierra de Tramuntana nos ofrece un amplio abanico de paisajes donde alternan terrenos agrícolas, carrizales tupidos, cimas escarpadas y encinales frondosos. Además, destaca la presencia de la montaña de Galatzó, que se eleva a 1.027 metros sobre el mar, y la mola de S'Esclop, de 926 metros. Al mismo tiempo descubriremos un extraordinario patrimonio etnológico, con muchas construcciones ligadas a las actividades agropecuarias y a la explotación del bosque, especialmente en la zona de Galatzó.

Visita

Precio y horarios:

Acceso libre y gratuito.

Duración aproximada: 5 horas, con una longitud de poco más de 16 kilómetros, de dificultad media.

Ubicación y contacto:

Ayuntamiento de Calvià (Información Turística)

Av. Pere Vaquer Ramis, 1. 07181 Magaluf, Calvià (Mallorca)

Teléfono: +34 971 131 126

Página web: www.visitcalvia.com

Correo electrónico: omtmagaluf@calvia.com

 

Disponibilidad del transporte público

 Enero  Febrero  Marzo  Abril  Mayo  Junio  Julio  Agosto  Setiembre  Octubre  Noviembre  Diciembre
Lunes a viernes
Sábado
Domingo

Transporte público

Líneas que dan servicio a esta ruta Ida

Líneas que dan servicio a esta ruta Vuelta

Descripción detallada

El punto de partida es la plaza de Bernat Calvet de Es Capdellà, en el centro del pueblo. Salimos en dirección norte por la calle de Galatzó, vial que no abandonaremos hasta llegar a la finca de Galatzó. El recorrido no tiene grandes desniveles y está rodeado de cultivos de frutales de secano, con la silueta inconfundible de la montaña de Galatzó como excelente punto de referencia.

Después de pasar el collado Gomà, entramos en la finca pública de Galatzó, donde, además de las señales que nos guían hacia nuestra variante, encontraremos indicaciones de los itinerarios didácticos que discurren por la posesión. Al atravesar el torrente de Almangra por un vado empedrado de gran tamaño, vemos a la izquierda la caseta del granero del diezmo, donde se depositaba el grano correspondiente a este impuesto.

Continuamos hasta las casas de Galatzó, cuya fachada principal cautivará nuestra atención por las incrustaciones de guijarros que la decoran. Desde el camino, observamos también un portal exterior con arco de medio punto por el que se accede al patio central, un reloj solar fechado en el 1688 y un portal de dintel coronado con el escudo de quien fue conocido como el Comte Mal, con fecha de 1680, que es la entrada de la antigua capilla. El patio, la almazara y el jardín romántico también merecen una visita.

Reanudamos la marcha por el porche envigado de la fachada este y continuamos a través de un cultivo de frutales de secano hasta llegar al cruce de Sa Cometa, donde dejamos de lado el ramal izquierdo que nos llevaría a la fuente de Sa Cometa. Bajamos unos metros y continuamos por el valle (comellar) de Ses Sínies, donde el camino va ganando altura siguiendo el lecho sinuoso y encajado del torrente de Galatzó.

Enseguida aparecen a la izquierda del camino los restos de dos hornos de cal y más adelante otro con una barraca rectangular adosada.

Más tarde, encontramos el rancho de las carboneras, conjunto situado en una explanada con varias carboneras y barracas. Aquí el torrente y el camino se separan. Después, llegamos a una bifurcación al lado de la cual está el pozo de Ses Sínies. Nosotros continuamos en dirección norte, pasamos cerca de los restos del naviforme Ses Sínies y, después, el itinerario se endurece. Remontamos serpenteando un valle dominado por carrizal (Ampelodesmos mauritanica) y palmito (Chamaerops humilis L.), con algún pino de gran tamaño, por un camino empedrado a tramos que se bifurcará por encima de dos carboneras.

Aquí tenemos proseguir en dirección oeste. El camino, ahora sostenido por un ribazo, describe unas vueltas marcadas y después continúa recto por una senda pedregosa. Al llegar al collado de Es Pinotells, encontraremos a poniente el camino que conduce a la muela de S'Esclop. Nosotros tenemos que pasar la pared medianera con Estellencs, acceder a la finca de la Coma d'en Vidal y seguir el camino de carro que, en sentido descendiente, nos adentra a un pinar con carrizal. Ya delante de las casas, una pequeña edificación con un porche nos invita a detenernos.

Continuamos entre cipreses y, una vez traspasado el portillo de deslinde con la finca de Son Fortuny, empieza la bajada por una pista forestal hacia Estellencs, que nos deparará espectaculares panorámicas de la costa. Después de pasar un depósito de agua contra incendios, obviamos el camino de la derecha que lleva al área recreativa de la Boal de ses Serveres y, finalmente, conectamos con la carretera MA-10; a partir de este punto abandonamos el espacio público. Bordeamos esta vía en dirección a Andratx para enganchar con la carretera vieja de Andratx a Estellencs, calzada ancha que en sentido descendiente alterna tramos largos con tres curvas muy cerradas.

Después, el camino se allana, y la cómoda caminata entre pinos y encinas nos lleva al collado de Es Pi, desde el que veremos el pueblo de Estellencs. Acto seguido, nos desviaremos por un vial asfaltado que nos llevará al centro del pueblo después de atravesar el cruce con el camino que conduce a la cala de Estellencs.

* Algunos navegadores no imprimen las imágenes de fondo. Active esta opción en su navegador para conseguir una impresión óptima.