Senderismo | Itinerario turístico N207

Lluc

¿Qué es?

En esta excursión proponemos una de las rutas más típicas de Mallorca: la subida a Lluc desde Caimari. El recorrido discurre por un paisaje singular, entre encinas y bancales, con un patrimonio etnológico muy interesante propio de una época cada vez más lejana. Al final, llegaremos al santuario de Lluc, lugar de peregrinación desde tiempos inmemoriales en Mallorca.

Visita

Precios:

Acceso libre y gratuito.

 

Ubicación y contacto:

Plaza de los Peregrins, 9. 07315 Lluc (Escorca)

Teléfono:

Información turística: +34 971 51 70 05

Santuario de Lluc: +34 971 87 15 25

Página web:

www.visitescorca.com

www.lluc.net

www.ajescorca.net

 

Disponibilidad del transporte público

 Enero  Febrero  Marzo  Abril  Mayo  Junio  Julio  Agosto  Setiembre  Octubre  Noviembre  Diciembre
Lunes a viernes
Sábado
Domingo

Transporte público

Descripción detallada

Desde la parada de sa Creu, cogemos la carretera en sentido ascendente (hacia Lluc) durante unos 650 metros. Al llegar a una curva cerrada hacia la derecha, observamos a la izquierda el mirador de Ses Rotes de Caimari, que es el inicio de nuestra caminata por un paisaje dominado por la presencia de bancales de olivar en los pegujales (rotes) que cubren la parte baja del monte de N'Escuder y del de Sa Creu. El camino se adentra en la sierra de Tramuntana y se acerca al curso del torrente de Ses Mosqueres, después atraviesa la carretera y sube por los peldaños de la Costa Llarga.

Varios metros después de las casas de Son Canta, el camino antiguo de Lluc continúa recto, pero nosotros nos desviaremos por un camino hacia la izquierda que discurre paralelo a la carretera y nos evita tener que transitar por esta.

Nos situamos en poco tiempo en el área recreativa Sa Coveta Negra y, pasando bajo la carretera, nos encontramos en la vaguada del mismo nombre, en tierras comunales.

Dejaremos de lado un ramal que sale a nuestra izquierda y continuaremos por una pista forestal muy empinada hasta que, después de pasar un pequeño collado, nos encontramos otra vez con el camino antiguo de Lluc, que seguiremos a nuestra izquierda.

Este tramo, llamado Sa Llengonissa, está empedrado y nos lleva hasta la Bretxa Vella, magnífico mirador de la sierra y el llano de Mallorca. Continuando por este mismo camino, pasaremos por las casas de Es Guix, desgraciadamente sustituidas por una construcción moderna, y llegaremos al collado o Coll de Sa Batalla y a la carretera de Lluc.

Tras pasar el puente de Es Guix y la zona de la gasolinera, encontramos la urbanización Es Guix y continuamos hasta el final de la calle que sale a nuestra derecha. Comienza aquí la finca pública de Son Amer y el sendero que nos llevará sin problemas a las casas y al refugio. En el jardín de la parte posterior de las casas. veremos el camino empedrado que, en sentido descendente, se dirige a Lluc. Cruzamos poco después una pista forestal y dejamos después, a la izquierda, el molino de Lluc.

Al llegar a la carretera, la cruzamos, ya que al otro lado hay una acera por donde se puede transitar. A un centenar de metros de aquí llegaremos al punto final de la ruta, el santuario de Lluc.

Santuario de Lluc

Lluc, ubicado a unos 400 metros de altitud en plena sierra de Tramuntana, es considerado un lugar de devoción, un símbolo religioso, cívico y cultural de la sociedad mallorquina y principal centro de peregrinación de toda la isla.

Desde la antigüedad, Lluc ha sido un espacio dedicado al culto religioso. El principal exponente de este hecho es el yacimiento prehistórico de la Cometa del Morts (s IV aC), situado cerca del santuario. Los pobladores romanos consagraron el bosque de encinas al culto de una divinidad y llamaron al lugar Lucus, palabra latina que significa ‘bosque sagrado'. Esto evidencia el carácter mágico y místico del que se puede considerar el corazón de la sierra de Tramuntana.

Parece que los orígenes del actual santuario de Lluc se encuentran en la capilla del siglo XIII dedicada a la Virgen de Lluc, a la que el pueblo mallorquín tiene mucha devoción. Es la patrona de Mallorca y alrededor de su figura se han tejido multitud de leyendas. Para alojar el gran número de peregrinos que subía a Lluc para venerar la imagen, en el siglo XIV se construyó un primer alojamiento.

Posteriormente, ya en el siglo XVI, se fundó la Escolanía de Lluc (los Blauets). Su coral es uno de los principales atractivos del santuario. Cabe destacar el Cant de la Sibil·la que interpreta durante la misa del gallo de Navidad.

En los últimos años, el santuario se ha adaptado a los nuevos tiempos y ha habilitado zonas para dedicarlas a la restauración, la cultura y el ocio, como el Museo de Lluc, el Jardín Botánico, las áreas recreativas, etc., aparte de la hospedería, que actualmente dispone de 129 celdas.

La cruz de S'Amitger y el área recreativa

La cruz está situada en la pequeña redonda que da acceso al santuario de Lluc. Es de estilo gótico y la más antigua que se conserva en Mallorca. Fue construida entre el 1399 y el 1400 por el escultor Llorenç Casquell y el pintor Pere Merçol. Tanto la base como el fuste y el capitel son octogonales; en este último, aparecen cuatro escudos: el del rey, el de la Universidad de Mallorca y el del militar Gregorio Sallantre, que aparece dos veces.

En el medallón que corona la cruz aparece representada, en una cara, la Anunciación, y en la otra, la Virgen rodeada por los apóstoles y por un niño que representa a Cristo.

Gastronomía y comercio

Se dice que en Lluc se come el mejor cabrito y se bebe «S'aigo més fina» (el agua más fina) de Mallorca. Encontrará opciones para todos los gustos y bolsillos: desde comer un bocadillo o hacer una barbacoa o un arroz en el área recreativa Ca s'Amitger o en el espacio llamado Acolliment del Centenari, hasta comer de menú o a la carta en cualquiera de los restaurantes.

Las tiendas de Lluc son muy sencillas y características de cualquier santuario: una tienda de recuerdos y una panadería donde comprar para las acampadas y excursiones.

* Algunos navegadores no imprimen las imágenes de fondo. Active esta opción en su navegador para conseguir una impresión óptima.