Noticias y eventos

Actualidad

El nuevo servicio de autobús de Mallorca incluirá una flota con el 100% de vehículos nuevos y con propulsión alternativa al diésel

Se ha formalizado ya la adjudicación de los tres lotes para cubrir el servicio los próximos 10 años por un importe de 479 millones de euros

El conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, y el director general de Movilidad, Jaume Mateu, han informado hoy de la adjudicación del concurso de las nuevas concesiones del servicio de autobús por carretera de Mallorca por parte del Consejo de Administración del Consorcio de Transportes de Mallorca.

Con las nuevas concesiones se podrá disponer de un servicio que destaca por renovar completamente la flota con buses nuevos y vehículos no contaminantes, ofrecer más frecuencias, nuevas conexiones y mejor atención y servicio al usuario.

El proyecto de servicios definió tres zonas en la isla de Mallorca; Ponent, Nord, Migjorn/Llevant. Para favorecer la participación de la pequeña y mediana empresa y fomentar la concurrencia, los Pliegos limitaban la adjudicación de un máximo de un lote a una misma empresa.

La adjudicación para cada uno de los lotes queda de la siguiente manera:

Zona Ponent (lote 1) Sarfa, Autocares Seco Rodríguez, Marfina (Moventis Mallorca).
Zona Nord (lote 2) Empresa Martín, SA (Grupo Ruiz).
Zona Llevant/Migjorn (lote 3): Barcelona Transport, SL (Empresa participada per Sagalés y Autocares Caldentey).

En estos momentos está abierto el periodo legal de posible presentación de recursos en contra de la propuesta de adjudicación. Una vez pasado este periodo, se podrán firmar los contratos y las empresas empezarán con los preparativos para la puesta en marcha del nuevo servicio.

Los contratos de concesión de servicio público tendrán una duración de 10 años, ampliables otros 5. Y el presupuesto máximo para los 10 años será de 479.237.657,70 Euros (IVA incluido).

 Mejoras del servicio a destacar:

  • Renovación total de la flota: 220 buses nuevos. Esto supone un 100% de la flota nueva.
  • Casi desaparece el diésel como combustible del transporte público interurbano en Mallorca. Del total de la flota, 217 son vehículos con propulsión sostenible, lo que representa el 99%. Y solo 3 buses se mueven con diésel (1%). De estos, 197 son de Gas natural comprimido (90%), 9 son 100% eléctrico (4%), 9 son Híbridos-eléctricos (4%) y 2 vehículos son Híbridos GNC (1%)
  • También se dispondrá de tomas USB y WIFI gratuito en los buses.

 Ejes principales del nuevo modelo de transporte regular por carretera de Mallorca previstos en el proyecto

  1. Cambio en la gestión

El nuevo modelo de contratación permitirá que el CTM (que es la Administración contratante) diseñe directamente la oferta de servicio, velando siempre por el interés público. Esto asegura una configuración de toda la red con los mismos criterios para el conjunto del territorio y dar respuesta a las nuevas necesidades de movilidad a la isla.

  1. Mejora de la oferta
  • Incremento de más del 50% de la oferta de frecuencias

Se pasa de 10,9 millones a 16,5 millones kilómetros anuales recorridos, que representa un incremento del 51% respecto de la situación actual.

Se pasa de 360 mil a 550 mil frecuencias anuales, que representa un incremento del 53% respecto de la situación actual.

  • Más amplitud horaria y horarios estables

Habrá los mismos horarios todo el año (suplementados en verano) y horarios ampliados a primera y última hora del día para atender las necesidades de trabajadores.

Itinerarios más directos para ganar competitividad respecto del vehículo privado, lo que se traduce en un ahorro de tiempo. Por ejemplo ahorraremos 15' para ir de Cala Bona y Cala Millor a Manacor y también para ir de Campos y Llucmajor a Palma.

  • Mejora de las conexiones

Garantía de transbordos con la creación de las paradas de enlace. Las principales serán Palma, Inca, Manacor, Santa Ponça, Alcúdia, Portocristo y Campos.

  • Nuevas conexiones: 3 ejemplos.

Nueva conexión de Sa Pobla y Muro con las zonas turísticas de la Bahía de Alcúdia (Playa de Alcúdia, Playa de Muro y Can Picafort) con un bus cada hora de media, de abril a octubre. Pensada para residentes que trabajan o veranean en la zona turística.

Nueva conexión entre Manacor, Felanitx y Campos, que ahora no existía o tenía muy poca oferta. Habrá una conexión con cadencia horaria.

Se crea una conexión directa entre las zonas turísticas de Santa Ponça y Peguera hacia la Serra de Tramuntana (Estellencs, Banyalbufar, Esporles y Valldemossa).

  • Se garantiza la capacidad suficiente de los buses

Se generaliza el uso de vehículos de mayor capacidad (15 y 18 m) en las líneas de más demanda. A día de hoy, la mayor parte de la flota es de 12-13 m.

  • Renovación de la flota incorporación de buses menos contaminantes:

El 100% de la flota serán buses nuevos y el 99% se moverán con energías no contaminantes.

  • Mejora de la accesibilidad

La incorporación de una parte importante de la flota con piso bajo (buses urbanos o Low Entry) facilitará el acceso a personas con movilidad reducida. De hecho, el 65% de la flota tendrá acceso con piso bajo.

El refuerzo de la señalización interior, tanto visual (pantallas) como sonora (megafonía), permitirá a las personas con discapacidad visual o auditiva saber cuál es la próxima parada, así como recibir otras informaciones relevantes del servicio.

  1. Nuevo sistema tarifario

La nueva red de buses dispone también de un nuevo sistema tarifario. Para viajar con el nuevo bus TIB se dispondrá de diferentes títulos de transporte con nuevas formas de pago que harán más fácil el viaje y, además, reducirán las colas en el momento de subir al bus. Así pues se podrá viajar con la tarjeta intermodal de siempre pero convertida en tarjeta monedero, se podrá pagar a bordo con la tarjeta bancaria o comprar previamente el billete en línea.

Con la tarjeta intermodal el usuario se beneficiará de un sistema de puntos que hará que, dentro de un mes natural, el precio por trayecto sea cada vez más económico. Así, cuanto más viajes haga, más ahorrará.

La validación del título al subir y bajar del bus sin pasar por el conductor ahorrará tiempo de carga de los viajeros y, por lo tanto, tiempos de trayecto.