Noticias y eventos

Actualidad

La red de transporte interurbano de Mallorca suma cuatro millones de usuarios más en cuatro años

Más de once millones de usuarios han empleado el transporte público interurbano en Mallorca desde enero hasta agosto de 2019.

Un total de 11.230.777 usuarios ha elegido el transporte público interurbano entre los meses de enero y agosto de este año.

La cifra supone un crecimiento del 5,16 % respecto de los usuarios en los mismos meses del año 2018, con un incremento de 550.779 usuarios.

Más de siete millones de usuarios han elegido el bus del TIB, 3,3 millones han viajado en tren y más de 700.000 en metro. El número de usuarios de los servicios ferroviarios ha supuesto un incremento del 11,56 %, con 419.703 usuarios más. Los buses del TIB, gestionados por el Consorcio de Transportes de Mallorca, han transportado 7.180.261 viajeros, un 1,8 % más respecto de 2018.

Los ocho primeros meses de 2019 consolidan la tendencia alcista de los últimos cuatro años.En 2015 el número de usuarios fue de 12,8 millones; en 2016, de 13,8 millones; en 2017, de 15 millones y en 2018, de 15,9 millones. La previsión es cerrar 2019 —con la proyección de que se mantenga este incremento del 5,9%— con aproximadamente 16,8 millones de usuarios, y que el cómputo final de 2019 sea de 880.429 usuarios más que en 2018, y de cuatro millones más que durante 2015, en que fueron 12,8 millones. Por lo tanto, en cuatro años se suman cuatro millones de usuarios.

Los nuevos servicios puestos en marcha, como las lanzaderas a espacios naturales, el aerotib, el tren nocturno, la electrificación de toda la red de tren o la primera fase de la integración tarifaria y las tarjetas infantil o joven han contribuido al incremento de usuarios.

Servicios de verano: las lanzaderas, con un 69,3 % más de usuarios

Han empleado el servicio de buses lanzadera 160.086 usuarios; 69,3 % más que el año pasado. De estos usuarios, 136.341 corresponden a la línea de Formentor, dato hasta el 31 de agosto.

Un incremento también por destacar ha sido el de la lanzadera de Es Trenc, que ha representado un 112 %. Se ha pasado de los 10.422 usuarios de 2018, a los 22.095 de este año.

Hay que recordar que este año el bus realiza el recorrido entre el nuevo aparcamiento de Sa Barralina y Ses Covetes y que el servicio se ha ampliado durante todo el mes de septiembre.

Por otra parte, la lanzadera con menos demanda ha sido la de Cala s'Almunia-Cala Llombards, que hasta finales de septiembre ha transportado 1.650 usuarios.

La lanzadera de Formentor ha cerrado la temporada el 15 de septiembre con un balance muy positivo. Desde el 15 de junio hasta el pasado domingo, 165.361 usuarios la han empleado, de los que 144.921 corresponden al tramo cerrado al tráfico. Esto ha supuesto un incremento del 105 % respecto del año pasado, en que la demanda fue de 80.605 usuarios.

Los buses del aerotib durante la temporada de verano refuerzan el servicio con más frecuencias para responder al incremento de la demanda. Desde el 1 de mayo de este año hasta el 31 de agosto, 161.390 usuarios han elegido una de las cuatro líneas del aerotib; 8.656 usuarios más respecto de la temporada de 2018 (un 5,7 % de incremento). La A11, que conecta Son Sant Joan con la zona costera de Calvià, ha sido un año más la más solicitada, con 83.621 pasajeros. En segundo lugar se sitúa la línea A32, que realiza el recorrido hasta la bahía de Alcúdia, con 46.025 usuarios. La A42, que conecta el aeropuerto con Cala Bona-Cala Millor y Sa Coma, la han empleado 18.428 usuarios; y la de menor demanda ha sido la A51 en Cala d'Or, con 13.316 viajeros.

El servicio de tren nocturno ha contabilizado unos 15.200 usuarios desde su puesta en marcha el viernes 5 de julio. Estas cifras suponen un incremento de un 38 % de usuarios sobre los datos registrados en 2018.

El servicio ha ofrecido doce trenes nocturnos cada noche de viernes y sábado de julio y agosto y ha operado en la red ferroviaria de Mallorca al completo con paradas en todas las estaciones existentes, incluidas las que conforman el corredor Marratxí-Palma, habitualmente cubiertas por la línea de metro M2.

Las tarjetas infantil y joven favorecen el uso del transporte público

Desde el inicio de la tarjeta infantil, 4.154 menores de doce años disponen de la tarjeta que les permite viajar de forma gratuita por toda la red de transporte público interurbano. Desde el 22 de enero hasta el 31 de agosto ya son 51.692 los viajes realizado con este nuevo título de transporte.

Con la tarjeta infantil los usuarios disponen de cien viajes sin coste y que pueden recargar una vez que se hayan agotado. Hay que recordar que para viajar es necesario validar la tarjeta en el bus o en los tornos del tren, tal como ya se realiza con todas las tarjetas intermodales, y que los menores de doce años deben viajar siempre acompañados de un adulto.

El pasado mes de enero también se incrementó la edad de la tarjeta de perfil joven de los 25 a los 30 años. Actualmente, 8.336 jóvenes de entre 26 y 30 años pueden viajar con el billete reducido. De estos usuarios, 4.578 eran jóvenes que antes del cambio ya viajaban con la tarjeta intermodal y que al entrar en vigencia la nueva medida pudieron cambiarla al perfil joven y viajar así con más descuentos.