Noticias y eventos

Actualidad

Se destinan unos 600.000 euros a mejorar las paradas del TIB del corredor de la bahía de Alcudia

El consejero de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, y el alcalde de Alcúdia, Antoni Mir,  han visitado hoy las obras de dos paradas del TIB en el término municipal de Alcúdia.

El corredor de la bahía de Alcúdia tiene una alta demanda de transporte en autobús con unos 2 millones de viajeros anuales. Las principales líneas que circulan son la L351 Palma – Playa de Muro (Camping) y la L352 Can Picafort – Puerto de Pollença que en 2018 transportaron 435.377 y 1.407.608 viajeros respectivamente. También circulan otras líneas como la del Aerotib A32 que conecta la bahía de Alcúdia con el aeropuerto.

Las actuaciones en las paradas visitadas se incluyen dentro del proyecto de reordenación y mejora de las paradas del transporte público regular de viajeros por carretera del corredor de la bahía de Alcúdia que incluye Alcúdia y el término municipal de Muro. Estas medidas se enmarcan en el Pla insular de servicios de transporte regular de viajeros por carretera de Mallorca (PISTRVC) que tiene por objetivo, entre otros, la mejora del estado de las paradas. De este modo y para mejorar el tiempo de recorrido y ofrecer mejor servicio, se trabaja en un total de once ubicaciones.

Las cinco ubicaciones dentro del término de Alcúdia son: Hotel Viva; Hotel Delfín Azul; Hotel Bocaccio; Es Llac Gran y Hotel Condesa Bahía. Dentro del término municipal de Muro se actúa en las paradas de Las Gaviotas; Hotel Iberostar Playa de Muro; Hotel Playa Esperanza; Hotel Parc Natural; Hotel Alcúdia Pins y el Camping de Muro.

Las principales actuaciones de mejora comunes a todas las paradas son las siguientes:

  • Instalación de nuevas marquesinas equipadas con iluminación para dar resguardo a los viajeros de las inclemencias meteorológicas. Se trata de marquesinas modulares que se ajustarán a la demanda de cada parada.
  • Mejora del acceso de peatones a las paradas de forma que la accesibilidad a pie sea rápida y adaptada a las personas con movilidad reducida. En este sentido se amplían las aceras a una medida mínima de 1,80m., se incorporan rampas de acceso a la parada o se acerca la parada a un paso de peatones. También se adapta el pavimento con colores contrastados y relevo diferencial, para adaptarlo a las necesidades de las personas invidentes.
  • Creación de apartadores de bus de 3m. de anchura y hasta 50m. de longitud para que la maniobra de parada se haga sin afectar el tráfico de la vía principal. Además, habrá cabida para que 2 buses articulados de 18m puedan pararse simultáneamente.
  • Dársenas de 3m. de ancho para dar cabida a los usuarios mientras esperan la llegada del bus.

El Consorcio de Transportes de Mallorca, responsable de la ejecución y de los gastos del proyecto, inició las obras el pasado mes de noviembre y prevé que finalicen a principios de marzo. Los Ayuntamientos se comprometen a la limpieza y mantenimiento de las paradas y su entorno, así como a hacerse cargo de los gastos correspondientes de energía, tal y como recoge el convenio de colaboración firmado a principios del año pasado entre los consistorios y el Consorcio de Transportes de Mallorca.

El presupuesto de adjudicación del proyecto ha sido de de 248.588,45 euros (IVA incluido) para las obras del municipio de Alcúdia y de 309.760,00 euros (IVA incluido) para las del municipio de Muro.